Lifting MACS: cirugía estética facial con un mínimo de cicatrices

Existen muchas técnicas de lifting facial, sin embargo, este procedimiento deja un mínimo de cicatrices, ya que  realiza incisiones reducidas y escondidas en los pliegues naturales de la región preauricular (orificio localizado en la parte anterior de la oreja), para luego levantar la piel solamente 5 cm con el fin de suspender y acomodar los tejidos faciales.

“Esta técnica deja una menor inflamación, su recuperación es más rápida y considera un menor tiempo operatorio. Los pacientes habitualmente se van de alta al día siguiente, y el periodo de recuperación varía entre 2 a 3 semanas”, señala el Dr. Sergio Valenzuela, Cirujano Plástico y Reconstructivo.

Además, el post operatorio es de una recuperación más breve, con muy buenos resultados y un pronto reintegro a las actividades cotidianas.

Principales características

  • Suspende las mejillas y el resto de las partes blandas de la cara, por medio de suturas concéntricas  (sus centros tienen la misma posición), lo que permita lograr retirar los excesos de piel sin dejar tensión.
  • Las cicatrices, además de ser reducidas, tienen menos posibilidad de ensancharse y pasan más desapercibidas.
  • Es aplicable en casi todos los casos de envejecimiento facial, sea este leve o moderado.

Principales diferencias con el lifting común:

  • Con técnicas anteriores, los tejidos profundos no eran modificados, a los pocos meses o años éstos tendían a descender nuevamente y como consecuencia la duración del efecto quirúrgico era mas breve. Ahora, se reacomodan los tejidos profundos, además de la piel.
  • El peso y soporte de los tejidos blandos de la cara eran soportados por la piel, generando mucha tensión en ésta, lo que producía que las cicatrices se ensancharán. La actual técnica permite que la piel prácticamente cierre sin tensión.
  • El lifting facial con cicatrices reducidas es una técnica de tendencia actual, es decir, a diferencia de las anteriores, las cuales eran muy agresivas, con grandes cicatrices, y recuperación prolongada.

Diferencias con otros tratamientos

Diferencia con la toxina botulínica (conocida como Botox que es la marca) y ácido hialurónico:

La toxina botulínica se usa para tratar las arrugas que son de expresión, es decir, las producidas por contractura de la musculatura facial como las arrugas de la frente, entrecejo y periorbitarias (patas de gallo).

La segunda se usa para los surcos entre las mejillas y la boca (que no se producen por contractura muscular) por lo que se deben tratar con rellenos como ácido hialurónico o grasa propia. Tiene la desventaja que se pierde completamente a los 4 o 6 meses. La grasa es el relleno ideal, ya que si bien se reabsorbe entre un 30 a 50%, lo que queda es de por vida.

En resumen el botox y acido hialurónico se usan en distintos lugares y actúan en forma distinta: el primero paralizando el músculo y el segundo  rellenando.

Diferencia con Ultherapy:

Es una técnica no invasiva que usa ultrasonido, a través de la piel, provocando retracción por debajo de ésta. Es un mal llamado lifting porque no repara el problema de fondo que son los tejidos caídos sino provoca retracciones (las cuales son muy leves y no perdurables en el tiempo) mediante cicatrices internas, sobre las cuales no se tiene control.

El lifting MACS reestructura y reposiciona los tejidos profundos de la cara, logrando un resultado muy superior y perdurable.

¿Qué requisitos deben tener los cirujanos plásticos?

  1. Certificación de Postgrado Universitario en Cirugía General y en Cirugía Plástica y Reparadora.
  2. Desarrollar la especialidad en un centro hospitalario o clínica como especialista acreditado por esa institución como cirujano plástico.
  3. Certificado de Especialidad CONACEM en Cirugía Plástica y  Reparadora.
  4. Miembro de la “Sociedad Chilena de Cirugía Plástica y Reparadora” y de la “Federación  Ibero Latinoamericana de Cirugía Plástica”.