Diferencia entre toxina botulínica y ácido hialurónico

La toxina botulínica y el ácido hialurónico son sustancias diferentes y por eso se usan para casos distintos: el ácido hialurónico otorga mayor volumen a los labios y si bien se utiliza para rellenar arrugas no modifica la movilidad del músculo. La toxina botulínica, en cambio, actúa sobre el músculo debilitando la fuerza de éste generando así que se marque menos la piel, por lo que disminuye arrugas y líneas de expresión.

Las dos pueden utilizarse para rellenar los labios teniendo en cuenta que una dará mas volumen y la otra reducirá arrugas y líneas de expresión. ¿Afectan estos procedimientos la sensibilidad de la boca? El paciente puede sentir los labios adormecidos, pero este efecto es momentáneo, según lo explicado en sitio Revista Buena Salud.cl.

El caso de la toxina es un poco más delicado porque si no se aplica adecuadamente puede generar inmovilidad de la boca. ¿Cómo evitar el efecto pato? Nuestra sociedad considera a los labios gruesos el símbolo de belleza ideal y por este motivo, muchas mujeres se inyectan rellenos para tener una boca más carnosa.

Como resultado, cuando se realiza en exceso, terminan teniendo una boca hinchada, donde se pierde el “arco de cupido” (la forma del medio) de aspecto similar a la de un pato. Ahora bien: ¿Es posible lograr una boca linda y natural? Los especialistas de la estética explican que es posible realizarlo siempre que se tomen en cuenta los rasgos de la paciente. Es decir, teniendo en cuenta que hay determinadas fisonomía de rostros o rasgos que no acompañan labios demasiados gruesos. Por este motivo, no es sólo importante el volumen sino también la forma.

Es preferible ir agregando más relleno progresivamente, que colocar de más. La opinión del especialista: Norberto Hoogstra, médico especialista en Cirugía estética facial y corporal. ¿Cuál es el método más innovador para el tratamiento de labios? Lo último para tensar la piel que se presentó en el American Academy of Dermatology en New Orleáns, es una nueva tecnología a base de radiofrecuencia con micro agujas que penetran hasta el interior de la piel produciendo estimulación del colágeno. Como resultado, se produce un efecto tensor en la piel que genera unos labios más firmes.

También, se utiliza en el resto del rostro para disminuir el efecto de la gravedad. El gran beneficio de este procedimiento es que no produce daño en la superficie de la piel y el paciente retorna en forma inmediata a sus actividades diarias. ¿Qué podemos hacer para obtener satisfacción en los resultados? Muchas veces por temas económicos o por desconocimiento, se buscan soluciones que con el tiempo nos pueden dar severos disgustos y problemas de salud.

Por este motivo, es importante elegir profesionales reconocidos por las sociedades científicas que expliquen claramente qué procedimiento van a utilizar y con qué fundamento. No se deben tener dudas con los procedimientos ni con la idoneidad del profesional elegido.