Arrugas: La temible evidencia del paso de los años

La piel es nuestro órgano más grande y visible. El envejecimiento conlleva que las fibras elásticas se van debilitando, la piel se adelgaza y hunde, lo que produce fragilidad capilar.

Freedigitalphotos.netLas líneas de expresión, vulgarmente llamadas “arrugas” son zonas de adherencia de la piel a planos más profundos, que se acentúan, insinúan o profundizan con el pasar del tiempo. “No son más que la incapacidad de la piel de retornar a su posición de reposo, una pérdida de elasticidad, disminución de la cantidad de colágeno, ácido hialurónico y fuerza muscular, asociados al abuso de la exposición al sol, el cigarrillo, alcohol y una mala alimentación”, explica el Dr. Rodrigo Ramírez, cirujano plástico de Red Salud UC.

Aparecen con los años porque es el paso del tiempo el que permite que todos estos eventos se produzcan en forma sumatoria y prolongada. “Al vivir más años, nos preocupa envejecer con una mala calidad de piel, por lo que las arrugas son un tema, tenemos el concepto de belleza ligado a juventud y como queremos vernos mejor pagamos por distintos tratamientos”, señaló el especialista.

La piel con los años y el sol se daña y se ocupan algunas cremas hidratantes, pero hay que tener cuidado según el tipo de piel. No sólo el sol produce las arrugas. También el tabaco, la mala alimentación y el factor genético. “Hay personas que tienden a envejecer más porque tienen la piel más delgada. Las personas de piel blanca también son más vulnerables”, dice el Dr. Ariel Hasson, dermatólogo Red Salud UC.

Las cremas anti-envejecimiento estás compuestas de vitaminas, ácido ialurónico, ácido glicólico y funcionan dependiendo de la composición que hayan tenido. Hay algunas fórmulas que permiten mayor absorción, que penetran un poco más. “Es muy importante comprar cremas que te den la certeza de que van a penetrar más y que estén certificadas. Si son efectivas e hidratantes para quienes tienen piel seca”, complementa el dermatólogo.

Otros tratamientos efectivos son los peelings o dermoabrasiones, inyecciones de toxina botulínica (botox), ácido hialurónico y grasa. “Lo que hay que tener claro es que las líneas de expresión no se borran, sólo se atenúan. Teniendo claro eso se pueden tratar. Aquellas que son más profundas, están relacionadas a pieles muy dañadas por el sol”, puntualizó el Dr. Rodrigo Ramírez.

También se utilizan tratamientos con láser. Hay algunos que queman de forma más perfecta la piel y otros que tienen una longitud de onda más profunda, que penetra sin quemar la superficie y que produce una bioestimulación del cólageno, lo que quiere decir que calientan las fibras y endurecen un poco la piel, entonces logran darle una mayor firmeza. “Es muy importante que un especialista le diga cuál es el más indicado para cada paciente”, señala el doctor Hasson.

Existen varias opciones quirúrgicas. El Lifting Facial es una excelente alternativa para las líneas de expresión de profundidad mediana, las más superficiales son mejor tratadas con peelings y en los casos de más daños deben combinarse técnicas.

Un tratamiento médico más innovador aún, cuenta el Dr. Hasson, es la terapia fotodinámica, una técnica que consiste en una crema que se utiliza en la piel, que tapa y penetra durante dos a tres horas, después se somete a una luz especial que activa la crema, para que destruya las células malas. Eso disminuye el envejecimiento de la piel y las posibles células cancerígenas. Permite disminuir el fotodaño, no deja cicatriz y es muy efectiva.

En el caso de cirugía, el Dr. Ramírez enfatiza que el paciente debe ser evaluado por un cirujano miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica. “No es moda ni estilo. Es recomendable que tenga indicación quirúrgica, el paciente es evaluado, acepta los procedimientos indicados y se le realiza. Ninguna cirugía estética es necesaria, pasa por la experiencia del cirujano plástico, quien determinará el procedimiento más adecuado para su paciente y el deseo legítimo de mejorar su aspecto”, finalizó.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *